25 de septiembre de 2014

Las aventuras de un libro vagabundo - Paul Desalmand

Título: Las aventuras de un libro vagabundo
Título original: Le pilon (Francés)
Autor/a: Paul Desalmand
Editorial: Empúries
Páginas: 138
Año de publicación: 2006
Género: Narrativa 
Serie: Autoconclusivo
"Nací el 17 de junio de 1983, a las 16:37, salido de la imprenta de La Manutention en Mayenne. Formato: 16,5 cm x 12,5 cm. Peso: 230 gramos". Así empieza su historia el inusual protagonista y narrador de Las aventuras de un libro vagabundo. Un libro que escribe su propia autobiografía. Librerías, propietarios, anécdotas, bibliotecas y conversaciones nocturnas con otros textos marcan una vida, el objetivo del cual es ser devorado en el mejor sentido de la palabra. Pero la muerte le espera en cada esquina. Amante de la lectura y la cultura, llena su relato de las obras y autores que más admira, y con un punto de pedantería, mira de reojo la maquinaria editorial más popular y comercial. 
Este libro lo teníamos por casa. "Gentileza de La Vanguardia". El título me llamaba la atención y como era muy finito sabía que sería una novela, cuanto menos corta y ligera. 

De entrada nos encontramos, a mi parecer, con una idea muy original. El narrador y el protagonista son el mismo libro. Algo con lo que nunca antes me había encontrado. Como dice en la sinopsis se trata de un libro que reverencia obras y autores clásicos. Y de hecho aprovechará la ocasión para hacer referencias auténticas como Borges, Tolstoi, Faulkner, Dostoievski y hasta aparece la Constitución Europea, aunque sea de refilón. 
El libro nos explicará su vida. Las manos por las que ha pasado, lo que ha visto, como era su vida en cada momento, etc. Lo que más me ha gustado es que a veces como lectora me sentía muy identificada. A parte, es gracioso ver como el libro es casi como una persona; que siente, que padece. 
El uso del transistor no los ha hecho más estúpidos, pero su estupidez se ha hecho más sonora. - Jean Rostand

Los capítulos son bastante cortos y van precedidos por citas de otros autores. Algunos hasta contienen versos. Yo que no soy una fan de la poesía no he disfrutado especialmente con esto pero estaban bien. La mayoría de los capítulos son ligeros y las historias son muy entretenidas pero hay otros que no. También hay capítulos de reflexión, sobre el autor, la inmortalidad... En sí no están mal pero es que a veces se hace cansino y se nota que el libro "habla" por hablar. 
La vida es el conjunto de fuerzas que se oponen a la muerte - Xavier Bichat 
Por otro lado no sabría decir si es bueno o es malo. Pero hubo cosas que tuve que releer para acabar de entenderlo. Supongo que podemos pensar que costaba de entender o que era demasiado profundo para entenderse a la primera. Aunque también puede ser culpa mía ^^''. Siendo serios diría que dependía del caso. Había cosas que eran un poco densas a la hora de entenderse y luego había pasajes que eran espesos porque sí. 

La mayor crítica que le haría a este libro es su pretensión y su pedantería. En algunas ocasiones se nota que se está esforzando y que es demasiado, que adorna más de lo necesario. Como si por usar la palabra concupiscencia el parágrafo entero ya estuviera perfecto.  

Las charlas nocturnas entre libros me lo he saltado. Así, sin rodeos. No se entienden, o al menos yo no podía seguir el hilo si es que lo tenía. Pero es que por si fuera poco es tedioso no, lo siguiente. 

Os dejo una de las citas del propio libro que si me gustó y con la que me sentí muy identificada como lectora:
La conversación después derivó hacia las "trufas". Esta palabra del oficio hace referencia a todo aquello que los lectores ponen o dejan entre las páginas de los libros: hojas de árboles, pétalos, briznas de hierba, tréboles de cuatro hojas, cartas, entradas de espectáculos, tickets de metro o autobús, fotografías, facturas de restaurantes, restos de tabaco, postales, naipes, cerillas, números de teléfono, migas de galleta, recortes de uñas, paja, granos de arena... Por no hablar de aquel que usaba preservativos como puntos de libro. 

En resumen: La idea es original pero creo que el autor se ha pasado un poco queriendo escribir de manera muy intelectual. Por eso creo que los adjetivos (negativos) que mejor lo definen es pedante y pretencioso. Quitando esto, la lectura es rápida, ligera y muy entretenida. 


La lectura, como el amor, es la piedra de afilar del alma. 
¿Lo habéis leído? ¿Os gustaría leerlo?
¿Qué opináis?

Si a alguien le interesa el libro en catalán está disponible para intercambio. 
Está en perfecto estado. Solo lo he leído una vez. 

5 comentarios:

  1. ¡Hola!

    No lo conocía pero creo que lo voy a dejar pasar porque veo que te ha gustado más bien poquito >________< Eso que dices de que se hace pesado o que le da demasiado vueltas a lo mismo, meh. ¡Gracias por la reseña!

    Un besito <3

    ResponderEliminar
  2. no me llama :S y si encima le da vueltas y vueltas lo dejo pasar jeje

    ResponderEliminar
  3. No me llama mucho este libro así que de momento lo dejaré pasar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Pues me llama la atención por eso de que sea la vida de un libro contada por él mismo, pero no sé si leerlo o no porque hay muchos aspectos que no te han gustado así que... Ya veré que hago :3

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! No lo conocía, pero la portada me parece tan tan bonita.
    Creo que me animaré, ya te contaré si me decido.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

Nos encantaría oír tu opinión. ^^
Cualquier comentario (bueno!) es más que bienvenido y nos hará mucha ilusión