26 de octubre de 2011

La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina (Millenium II) - Sieg Larsson

Lisbeth Salander se ha tomado un tiempo: necesita apartarse del foco de atención y salir de Estocolmo. Trata de seguir una férrea disciplina y no contestar a las llamadas ni a los mensajes de Mikael, que no entiende por qué ha desaparecido de su vida sin dar ningún tipo de explicación. Lisbeth se cura las heridas de amor en soledad, aunque intente distraer el desencanto mediante el estudio de las matemáticas y con ciertos placeres en una playa del Caribe.

¿Y Mikael Blomkvist? El gran héroe vive buenos momentos en Millennium, con las finanzas de la revista saneadas y el reconocimiento profesional por parte de los colegas. Ahora trabaja en un reportaje apasionante sobre el tráfico y la prostitución de mujeres procedentes del Este.

Las vidas de nuestros dos protagonistas parecen haberse separado por completo, pero entretanto... una muchacha, atada a una cama, soporta cada día las horribles visitas de un ser despreciable y sueña con una cerilla y un bidón de gasolina, con la forma de provocar el fuego que acabe con todo.
La segunda parte de la trilogía de novelas negras Millenium es, si cabe, más apasionante que la primera. El suspense y la intriga están servidos desde las primeras páginas. Esta vez, la investigación es llevada a cabo por tres partes diferentes, que sacan conclusiones distintas. La novela también se basa en el mejor conocimiento de los protagonistas, y más en concreto de Lisbeth Salander, de quien nos explican las razones por las que ahora tiene esa extraña personalidad. Todos los personajes son muy cercanos, tienen una personalidad muy definida y pertenecen al mundo de los adultos. Esto hace que la novela sea muy realista a pesar de la brutal violencia que se describe. Toda la trama es completamente impredecible. Aunque se van describiendo muchas historias paralelas, muchos personajes, muchos pensamientos y sensaciones, está tan correctamente estructurada y ordenada que en ningún momento se pierde el hilo de cada historia. Sin duda, este libro es para saborear poco a poco cada uno de los detalles que el autor va dejando en diferentes momentos, y que juntos dan un sentido total a la novela. Es un libro para leer dos veces.


1 comentario:

  1. Me gustó más la primera parte, pero esta también me tuvo bastante enganchada, la tercera parte en cambio no me gustó nada
    besos

    ResponderEliminar

Nos encantaría oír tu opinión. ^^
Cualquier comentario (bueno!) es más que bienvenido y nos hará mucha ilusión